Mercedes-Benz Vision Tokyo.
Futurista es una de las palabras más trilladas para describir a un auto concepto, pero en el caso del Mercedes-Benz Vision Tokyo presentado en el Auto Show de Tokyo 2015, le cae como anillo al dedo. No sólo por sus líneas aptas para un film de ciencia ficción, o por los hologramas proyectados en el medió del 'salón' de pasajeros para controlar las distintas funciones de entretenimiento e interconectividad del vehículo, o ni siquiera por ser un vehículo eléctrico con celdas de combustible a hidrógeno con capacidad de conducción autónoma, sino por haber sido concebido para los miembros de la generación urbana Z, una generación que nació interconectada y nunca conoció al mundo sin internet.
El interior del Mercedes-Benz Vision Tokyo es un gran salón donde se fomenta la socialización, pero también permite que un pasajero tome la conducción del vehículo para lo cual puede desplegar un asiento de la sección del sofá situada en la parte delantera, en el sentido de la marcha, de forma similar al asiento supletorio en la parte trasera de la cabina de pilotaje de un avión. Del mismo modo se extiende el volante, de la posición de standby a la posición de conducción activa.
28 Octubre 2015