Clase G
Más fuerte que el tiempo.

Han pasado ya unos 40 años desde que nació el singular ADN de la Clase G. Elementos emblemáticos que le han conferido y le confieren un aspecto inconfundible.

Su frontal funcional y robusto ha conservado sus rasgos característicos a lo largo de decenios. Líneas nítidas y grandes superficies planas definen la vista lateral. También son rasgos característicos las dos grandes ventanillas en la parte trasera y la rueda de repuesto sujeta en el exterior a la puerta posterior. Los llamativos ensanchamientos de los pasarruedas y el amplio ancho de vía le otorgan un porte dominante.

Detalles

Carrocería TODOTERRENO


Vehículo configurable sobre pedido a fábrica


114.500€